El pasado martes 28 de enero celebramos en el Colegio Oficial de la Psicología de Las Palmas la sesión de casos (taller) “Los mitos de la hipnosis a través del cine”. La charla fue elaborada por los psicólogo José A. Campo González y Pedro Velasco Alonso a partir del trabajo “La imagen de la hipnosis en los medios de comunicación” de Ana Mª Pérez Pérez (2013).

Los medios de comunicación y en especial el cine y la televisión son propensos a transmitir mitos y creencias erróneas sobre la hipnosis que calan entre el público en general e incluso entre profesionales de las ciencias de la salud. Estas falsas creencias suelen ser las principales responsables de la iatrogenia en el uso inadecuado de la hipnosis, por lo que es necesario aclararlas a los potenciales usuarios (Capafons, 2012).

La actividad contó con el reconocimiento de la Facultad de Psicología de la Universidad de La Laguna y el aval de la Asociación para el Avance de la Hipnosis Experimental y Aplicada (AAHEA).

Resumimos a continuación algunos de los análisis realizados en la ponencia, enumerando los mitos de la hipnosis según el listado publicado por Capafons (1998), texto recomendado para una mayor información.

  • Europa (Lars von Trier, 1991)

Resumen de la escena en referencia a la hipnosis:
La primera escena de la película realiza una inducción hipnótica al espectador con la voz grave del narrador sobre el fondo monótono de las vías de un tren. Se describe una profundización al ‘estado’ hipnótico utilizando la relajación como vía principal para lograrlo.

Mitos de la hipnosis que fomenta
4. La hipnosis provoca un “estado” similar al del sueño, en el que la persona muestra unas características especiales. Si no se alcanzan tales características, la persona no está hipnotizada. Sólo se puede estar en esa situación especial, si se ha recibido un método de inducción hipnótica.

Análisis
Aunque la relajación pueda ser un método de inducción, existen otros que utilizan precisamente lo contrario, una activación. No existe ningún correlato biológico que indique que la hipnosis sea similar al sueño y la experiencia depende de la variabilidad personal y de las creencias y expectativas, así como de las instrucciones recibidas que, como vemos, pueden ser de alerta y activación.

Resumen de la película en referencia a la hipnosis:
Los principales protagonistas son sometidos a una hipnosis de espectáculo para divertimento de los asistentes a la sala de fiestas y mediante sugestiones posthipnóticas, los días posteriores, el mago hipnotizador mantiene el control sobre la pareja, utilizándolos como si fueran marionetas para realizar robos de joyas y encubrir sus delitos.

Mitos de la hipnosis que fomenta
1. La hipnosis no pertenece al campo de la psicología científica. Quienes la practican suelen ser charlatanes, curanderos u hombres del espectáculo. Las personas que mejoran con ella, son crédulos, ignorantes y “dependientes”.
5. La hipnosis elimina y anula el control voluntario de la persona. Ésta deviene en un autómata en manos del hipnotizador, por lo que puede cometer actos delictivos, antisociales, inmorales o que le llevan al ridículo social.

Análisis
La hipnosis ha sido objeto de estudio de prestigiosos investigadores en el campo de la salud como el premio nobel español Santiago Ramón y Cajal, quien estudió entre otros aspectos su aplicación para atenuar los dolores del parto. No obstante, lamentablemente ha sido y es utilizada por personas sin cualificación profesional o sin conocimientos científicos sobre la hipnosis para realizar espectáculos o, en el peor de los casos, para aprovecharse en su propio beneficio de las debilidades y fragilidades de algunas personas.
El mito 5 probablemente sea el más frecuente en el cine y la literatura así como en los espectáculos. Sin embargo, precisamente la investigación demuestra que la hipnosis aumenta el autocontrol de la persona, quien estando en hipnosis puede interferir y no seguir las sugestiones del hipnotizador. Como anécdota final, la película siembra la duda de si los protagonistas actuaron de la forma en que lo hicieron por la hipnosis o con la excusa de que estaban hipnotizados. La evidencia empírica demuestra que actuaron libremente bajo el pretexto de estar hipnotizados.

Resumen de la escena en referencia a la hipnosis:
El protagonista realiza una hipnosis por diversión a una pareja de turistas y aprovecha la situación para manejar a su antojo a la pareja, impedir hablar y moverse a la mujer, descubrir una infidelidad del marido y finalmente, estafarles dinero. Posteriormente, mediante sugestión posthipnótica, elimina en la mujer todo recuerdo del breve espectáculo.

Mitos de la hipnosis que fomenta
1. La hipnosis no pertenece al campo de la psicología científica. Quienes la practican suelen ser charlatanes, curanderos u hombres del espectáculo. Las personas que mejoran con ella, son crédulos, ignorantes y “dependientes”.
5. La hipnosis elimina y anula el control voluntario de la persona. Ésta deviene en un autómata en manos del hipnotizador, por lo que puede cometer actos delictivos, antisociales, inmorales o que le llevan al ridículo social.

Análisis
Como en la película anterior, vemos de nuevo el recurso del cine a la pérdida de control mediante la hipnosis y la utilización por parte de legos en su beneficio.

Resumen de la escena en referencia a la hipnosis:
Un terapeuta famoso en lograr mediante hipnosis recuperar recuerdos ‘hipnotiza’ a una persona que se encuentra en estado de coma después de haber sido víctima de una agresión.

Mitos de la hipnosis que fomenta
6. La hipnosis provoca reacciones inusuales, excepcionales y cuasi mágicas en las personas. Lo que se recuerda bajo hipnosis siempre es verdad.

Análisis
Aparte de la fantasía de poder hipnotizar a alguien en coma con quien no se puede mantener una mínima comunicación, algo que recuerda a los ‘hipnotizadores’ de gallinas y otros animales, el mito de que la hipnosis ayuda a rememorar recuerdos olvidados en nuestra memoria es también frecuente y muy perjudicial cuando es utilizada por parte de algunos terapeutas (especialmente los autodenominados hipnoterapeutas) que además de mostrar un desconocimiento de la hipnosis, también demuestran una amplia ignorancia sobre el funcionamiento de la memoria.
La evidencia científica prueba que la hipnosis no aumenta el recuerdo ni la precisión de la memoria, pudiéndose evocarse tanto recuerdos falsos como verdaderos y caer en el grave error de considerar que lo recordado bajo hipnosis es cierto, cuando no se puede determinar su veracidad, pudiendo generarse falsos recuerdos. En este aspecto es muy interesante ver la conferencia de la psicóloga Elizabeth Loftus sobre la ficción de la memoria.

Resumen de la escena en referencia a la hipnosis:
El protagonista acude a una terapeuta para recuperar mediante hipnosis un recuerdo olvidado, concretamente lo ocurrido en una situación traumática. Previamente, se ve a la ‘hipnoterapeuta’ realizar distintos tratamientos mediante hipnosis para múltiples problemas como ansiedad, eyaculación precoz, autoestima, miedo a las arañas, etc.

Mitos de la hipnosis que fomenta
6. La hipnosis provoca reacciones inusuales, excepcionales y cuasi mágicas en las personas. Lo que se recuerda bajo hipnosis siempre es verdad.
7. La hipnosis es una terapia (hipnoterapia), sumamente útil, rápida y eficaz, que no exige ningún esfuerzo por parte del cliente para cambiar de comportamiento. Sólo las personas muy susceptibles, sin embargo, pueden beneficiarse de ella.

Análisis
La hipnosis no es una terapia en sí misma que sirva para todo. Es una herramienta que adjunta a un tratamiento por lo general aumenta su eficacia y su eficiencia. Toda terapia psicológica debería tener al menos una evaluación, un diagnóstico y un plan terapéutico. El tratamiento con hipnosis implica generalmente que la persona que recibe el tratamiento responda activamente con implicación y esfuerzo.
Por último, ser un ‘experto’ en hipnosis no habilita para tratar cualquier problema sin tener la adecuada cualificación profesional. En palabras de Irving Kisch (1995) “[…] una persona no debería utilizar la hipnosis para tratar un problema ante el que no estaría cualificada para tratarlo sin hipnosis.” Por lo que es conveniente, antes de elegir un profesional, asegurarse de la titulación oficial que le habilita para realizar el tratamiento y posteriormente su formación en hipnosis, además de en este caso, en el funcionamiento de la memoria.
 

– Capafons, A. (1998). Hipnosis clínica: una visión cognitivo-comportamental. Papeles del Psicólogo, 69, 71-88.
.- Capafons, A y Mazzoni, G. (2004) ¿Es lo peligroso de la hipnosis el hipnoterapeuta?: hipnosis y falsos recuerdos. Papeles del psicólogo, 25(89), 27-38.
.- Capafons, A. (2012). Hipnosis. Madrid: Editorial Síntesis S. A.
.- Pérez Pérez, A. (2013, octubre) La imagen de la hipnosis en los medios de comunicación. Conferencia presentada en la Jornada d’actualització sobre la hipnosi clínica del Grup de Treball d’Hipnosi Clínica de la Secció de Psicologia Clínica, de la Salut i Psicoteràpia del Col·legi Oficial de Psicologia de Catalunya, Barcelona, España.
.- Fotografía “Cine abandonado” por laap mx bajo licencia Creative Commons